Bye bye reflex

Por noviembre de 2013 empecé a utilizar cámaras csc sin espejo, más concretamente una olympus omd-em5, una cámara pequeña y fiable para usar como segundo equipo y quede asombrado, no estaba a la altura de mi canon 5dmark II que al ser  full frame con un mayor tamaño del sensor controlaba mejor el iso y consigo más calidad de imagen, pero el resultado de las fotografías con la olympus era realmente bueno una cámara de tamaño reducido y con gran variedad de ópticas perfecta para viajes y fotografía de calle con la que me siento más cómodo para llevar en el dia a dia y con la que hecho más del 90% de las fotografías de mi diario de calle, por ello desde entonces me decidí a probar varias cámaras sin espejo como las fuji xt1, omd E-m1 obteniendo resultados muy buenos hasta que cayó en mis manos una sony A7r de la que quedé asombrado de la potencia de su sensor que sobrepasa a mi canon 5dmark II tanto en calidad de imagen y el alto iso con el que te deja trabajar en situaciones de poca luz, por lo que decidí cambiar todo mi equipo y optar por una A7r una cámara full frame sin espejo que uso para los trabajos por encargo y proyectos personales, una cámara full frame de tamaño reducido y con una calidad muy buena en ópticas, donde abandoné mi reflex sin ninguna duda, se habla mucho del futuro de las cámaras fotográficas reflex pero cada uno tiene que sentirse cómodo con la cámara que lleve sin dar importancia a lo que se diga que si reflex, que si full frame, etc, etc, etc…mi consejo fotografía con la cámara que te sientas más cómodo y te de mejores resultados y en este caso tras varios años con cámaras reflex analogicas y digitales decidi dar el salto definitivo por la comodidad y calidad de las cámaras sin espejo las cuales han avanzado mucho, aquí os dejo las primeras imágenes de larga exposición tomadas con la A7r.

Victor Calero © 2016

Anuncios